Circular Eco

La Economía Lineal basada en la extracción de materia prima, la producción masiva de bienes, el consumo y la generación de residuos no ha cambiado desde la primera revolución industrial. Este sistema lineal no es sostenible en un mundo el que los recursos son limitados y en el que está aumentando la demanda de materiales y energía por el crecimiento del consumo.

La Economía Circular es quizá la mayor innovación posible, puesto que no afecta a un solo producto, a una empresa o a un sector, sino al modelo de producción y consumo en su conjunto.

La transición a una economía circular requerirá mucho más que ciencia y tecnología. Hacen falta también innovaciones organizativas en las administraciones y en las empresas, y también en nuestro estilo de vida.

La Economía Circular se propone como una innovación radical de nuestro sistema de producción y consumo, que pretende mantener y fortalecer el desarrollo socio-económico, incluyendo la creación de trabajo de manera sostenible, sin comprometer las funcionalidades ecosistémicas y preservando al mismo tiempo los recursos naturales, para las generaciones presentes y futuras.