¿Porqué (Bio)Economía Circular?

La basura es sólo un fallo de diseño. Si un producto genera residuos es porque estaba mal diseñado desde el origen. Esta es la filosofía que subyace en el concepto de Economía Circular.

En las últimas décadas las economías desarrolladas han seguido un modelo lineal de «extraer, producir y tirar», es decir, un modelo en el que todos los productos acaban llegando al «final de su vida útil». Esta economía lineal, basada exclusivamente en la extracción de recursos, ya no es una opción viable y lo será menos en el futuro con una población creciente y cada vez más rica que demanda cada vez más unos recursos escasos y está provocando la degradación del medio ambiente. Los metales, los minerales, los combustibles fósiles, los alimentos y piensos, el agua limpia y la tierra fértil son cada vez más escasos y caros.

Para hacer una transición hacia una economía circular, hay que volver la vista hacia la reutilización, reparación, reacondicionamiento y reciclaje de materiales y productos ya existentes y la mejor manera de entender la economía circular es fijarnos en los sistemas vivos naturales, que funcionan de forma óptima porque todos sus componentes encajan en el conjunto. El diseño de los “productos” está perfectamente adaptado a aprovechar al máximo los ciclos de los materiales. Como resultado, el flujo de componentes orgánicos conserva su valor durante el mayor tiempo posible, con un residuo remanente prácticamente nulo.

Pero, ¿y si planteamos los procesos industriales como si fueran ciclos naturales? ¿Y si lo que solíamos llamar «basura» lo convertimos en una materia prima?

Gracias a los procesos de biotecnología industrial esto empieza a ser posible. Para la descomposición de la “basura orgánica” en sus componentes básicos (azúcares, aminoácidos, ácidos grasos, etc) se necesitan tratamientos físicos y químicos pero las “herramientas biológicas” juegan un papel fundamental. Ya se producen enzimas que degradan eficientemente la biomasa vegetal para generar azúcares que algunos microorganismos seleccionados consumen eficientemente y los convierten en productos de mayor valor como biocombustibles, productos químicos básicos, ingredientes alimentarios, etc.

 

La Bioeconomía, entendida como el conjunto de las actividades económicas que obtienen productos y servicios y que generan valor económico utilizando como materia prima recursos de origen biológico, ofrece grandes oportunida­des para la Economía Circular y el cierre de ciclos bioló­gicos.

 

1 comentario en “¿Porqué (Bio)Economía Circular?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .